Consejo

Cómo cultivar y cuidar mandarinas en casa.


Los árboles de mandarina son una opción popular para el cultivo doméstico, junto con los limones y las suculentas ornamentales. Con el cuidado adecuado, las plantas se desarrollan activamente y eventualmente comienzan a dar frutos. Al cultivar mandarinas en casa, debe proporcionar las condiciones adecuadas.

Características del cultivo de mandarina.

Habiendo decidido plantar semillas de mandarina, debe pensar de antemano qué resultado se necesita. El árbol solo puede servir como función decorativa o utilizarse como fuente de fruta.... Dado que la mandarina cultivada a partir del hueso se desarrolla durante mucho tiempo, debe elegir la variedad más adecuada después de averiguar cuánto crece una variedad en particular.

En el proceso de crecimiento, será necesario no solo crear condiciones favorables para el desarrollo de la planta, sino también brindar un cuidado regular. También se recomienda considerar primero la posibilidad de una mayor propagación del árbol.

Variedades vegetales

Hay muchas variedades de mandarinas de interior. Al elegir una opción adecuada, se deben considerar los siguientes indicadores:

  1. Altura de planta. Las plantas enanas dejan de crecer, alcanzando los 40-50 cm, mientras que otras variedades pueden alcanzar una altura de 1,5-2 m.
  2. Especificidad de la atención. Ciertas variedades requieren polinizadores, riego más frecuente y formación de tallos durante el proceso de crecimiento.
  3. Objetivo. Los árboles pueden ser fructíferos o decorativos.

Reproducción de mandarina

Como otras frutas cítricas, el árbol de la mandarina se puede propagar. En casa, el procedimiento se realiza mediante esquejes o semillas.

Propagación de semillas

Para germinar nuevas plántulas a partir de semillas, debe plantarlas en un recipiente separado. Las plántulas comenzarán a aparecer después de 30-40 días. Cuando la plántula tenga 4-5 hojas, deberá cortar la raíz primaria. Si no se recorta, crecerá en longitud y se enroscará. 2 semanas después de la poda de raíces, las plántulas que crecen a partir de la semilla se transfieren a un recipiente permanente.

Reproducción por injerto

Para la propagación por esquejes, son adecuados los árboles de 2 a 4 años. En los troncos de las plantas a 7-10 cm del suelo, se elige un lugar para injertar con una superficie lisa y sin brotes. Con un suave movimiento del cuchillo se hace un corte transversal de la corteza y una incisión longitudinal desde su centro, donde se quiere injertar el esqueje. Se corta un brote de una rama del vástago y se conecta al tronco.

El sitio de vacunación se envuelve herméticamente con una envoltura de plástico y, además, se trata con barniz de jardín.

¿Cómo cultivar un árbol de mandarina en casa?

Al planificar el cultivo de mandarinas, es necesario realizar una serie de trabajos preparatorios. La siembra directa de semillas también debe realizarse teniendo en cuenta una serie de matices. Para que los árboles se desarrollen activamente y den frutos, deberá elegir un recipiente adecuado para ellos, usar tierra fértil y seguir las reglas de plantación.

Elegir platos o recipiente para plantar.

Varios contenedores son adecuados para plantar mandarinas, independientemente del material de fabricación. La maceta puede tener la forma de un recipiente de madera, vidrio, cerámica o plástico. Un requisito importante es el tamaño de la parte superior del diámetro no más de 15 cm y un indicador de altura similar. Debe haber varias aberturas pequeñas en el fondo de la maceta o recipiente, gracias a las cuales el agua no se estancará en el recipiente y las raíces no comenzarán a pudrirse.

Cocinar la tierra

Al preparar el sustrato para árboles, se recomienda utilizar suelo sin turba. La mandarina desarrolla mejor el sistema radicular y da frutos, al encontrarse en suelos con acidez neutra. El índice de acidez óptimo es de 6,5 a 7 pH.

Se puede comprar una tierra adecuada en una tienda especializada o hacerla usted mismo mezclando humus podrido, tierra forestal y arena tamizada en una proporción de 2: 2: 1.

Plantar semillas de mandarina

Se vierte una capa de drenaje de no más de 5 cm y suelo humedecido en el recipiente para el futuro árbol. Se recomienda plantar las semillas inmediatamente después de la extracción del fruto, sin dejar que se sequen. Si no fue posible sembrar de inmediato, entonces las semillas deben remojarse para acelerar el proceso de germinación, ya que al estar en el agua, las semillas echarán raíces más rápido.

El momento en que los brotes comienzan a verse directamente depende de la variedad seleccionada y de las condiciones del entorno. Por lo general, las plántulas comienzan a crecer un mes después de la siembra. No se recomienda cubrir los contenedores con plántulas con envoltura de plástico, ya que las plantas cultivadas en condiciones de invernadero deberán adaptarse adicionalmente a la temperatura ambiente.

Reglas de cuidado de árboles

Los árboles de mandarina requieren un mantenimiento regular. Para que las plantas no pierdan sus propiedades decorativas y la capacidad de dar frutos, debe cuidarlas, teniendo en cuenta una serie de características.

Control de temperatura e iluminación

La temperatura ambiente óptima para las mandarinas es de unos 20 grados. Al mismo tiempo, las temperaturas más altas no dañan las plántulas debido a su capacidad para soportar hasta 40 grados de calor. Si las macetas con plantas están en el alféizar de la ventana, debe cuidar el aislamiento de las ventanas.

Aderezo y riego

El árbol de cítricos ama la humedad, por lo que debe regarse con regularidad. En verano, se permite humedecer el suelo varias veces al día en pequeñas porciones. En invierno, la frecuencia de riego es de 3 veces por semana, ya que el suelo se seca. Para una fructificación intensiva, es necesario alimentar a las mandarinas. Se recomienda aplicar fertilizantes minerales y orgánicos una vez al mes.

Formación de mandarina

Para dar una apariencia decorativa, los árboles deben moldearse periódicamente. Antes de recortar la corona y pellizcar los brotes, debe elegir la forma adecuada. Puede hacer que la mandarina se redondee o se extienda más. Los troncos se recortan o pellizcan a una altura de 20 cm por encima del nivel del suelo. Los brotes laterales en crecimiento deben eliminarse.

¿Con qué frecuencia se debe replantar un árbol de mandarina?

Si las semillas no se plantan en recipientes separados, luego de la formación de 4 hojas, se requiere trasplantar en macetas. Entre las plántulas cultivadas, se seleccionan las más poderosas y no deformadas. Con un mayor cultivo, los árboles jóvenes se replantan cada año y los árboles frutales, 2-3 veces al año, aumentando el diámetro de la maceta en 4-6 cm.

¿Cómo hacer florecer las mandarinas?

La polinización artificial ayuda a estimular la floración de las mandarinas. Para que el árbol dé frutos, puede cultivar variedades polinizadoras en el vecindario o rociar las plantas con polen usted mismo. Basta con polinizar las plántulas solo 1-2 semanas antes de la floración esperada.

Primera fructificación de mandarinas

El momento de la primera fructificación depende de la variedad específica. En términos de sabor, aroma y tamaño, los frutos pueden diferir de la variedad parental. Después de que el árbol haya florecido y se hayan formado las mandarinas, es necesario continuar brindando condiciones favorables para que los frutos con altas características maduren en el futuro.

Plagas de mandarina

Las condiciones ambientales desfavorables, la violación de las reglas de cuidado o las semillas en mal estado se convierten en la causa del daño de las plagas. Los insectos pueden roer frutos, raíces y partes verdes de las plantaciones.

Ácaro araña

Los insectos pequeños de hasta 0,6 mm de tamaño son prácticamente invisibles. Es posible detectar plagas mediante la formación de manchas claras en el dorso de las hojas y una fina red. Al notar los signos de exposición a las garrapatas, es necesario tratar las hojas con una solución jabonosa tibia y luego realizar varios tratamientos con insecticidas a intervalos de 7-10 días.

Proteger

La plaga forma una flor pegajosa en la superficie de las hojas, lo que conduce al agotamiento y secado de las plantas. Para eliminar la vaina, la pulverización con una solución jabonosa mezclada con queroseno se realiza 2 veces por semana. Los frutos de los árboles después de dicho procesamiento no son aptos para la alimentación, por lo que pueden retirarse o dejarse para una función decorativa.

Cochinilla

Puede detectar la presencia de una cochinilla por una flor blanca y esponjosa que permanece en diferentes partes del árbol. Puede eliminar el gusano de las mandarinas manualmente o espantarlo con insecticidas. Para la lucha contra los insectos, son adecuados los preparados "Decis", "Intavir" y "Karbofos".

Áfido

Los insectos son verdes y miden 1-3 mm de largo y se reproducen activamente y atacan masivamente a las plantas. Los pulgones absorben los jugos de los brotes y las hojas jóvenes, destruyendo su estructura y provocando el agotamiento. Como medidas para la destrucción de la plaga, se utiliza la pulverización con una solución de jabón para lavar, la infusión de ajo o la infusión de tabaco.

¿Una mandarina cultivada con semillas dará frutos sin injertos?

Las mandarinas cultivadas sin injertos pueden dar frutos si se las cuida adecuadamente. La única diferencia es el mayor tiempo que tarda el árbol en desarrollarse.

¿Dónde conseguir un vástago para una mandarina?

Para el vástago, se recomienda usar un tallo o un brote de otra planta de cítricos de 1-2 años. Los árboles sanos con troncos fuertes son adecuados como patrón. Si el injerto se va a realizar en una plantación adulta, el grosor de sus ramas y tronco debe ser superior a 5 mm.

Lucha contra la enfermedad del mandarín

Varias enfermedades son características de las mandarinas, debido a las cuales las plantas mueren o dejan de dar fruto. Las enfermedades más comunes son:

  • antracnosis, que se desarrolla en caso de anegamiento severo del suelo;
  • verruga, que se manifiesta en forma de manchas crecientes que afectan hojas y ramas;
  • gommosis que afecta la corteza y el sistema radicular;
  • tristeza afecta a árboles mayores de 5 años y detiene su desarrollo.

La principal medida para combatir las enfermedades de las plantas es el tratamiento con preparados fungicidas. Las partes de los árboles gravemente afectadas deben eliminarse, ya que algunas infecciones pueden propagarse activamente.

Problemas frecuentes

Un problema común con el cultivo de mandarina es el amarillamiento y la caída de las hojas. En las plantas adultas este proceso es natural, y en otros casos, el problema surge por falta de iluminación, aire demasiado seco o por un trasplante inadecuado. Habiendo encontrado una de las razones enumeradas, es suficiente eliminarla para restaurar la acumulación de follaje.

El color amarillo pálido del follaje indica falta de hierro. En este caso ayuda el tratamiento con quelato de hierro. Si el amarillamiento ocurre desde la parte inferior de la corona y se extiende constantemente hacia arriba, se requerirá fertilización adicional con el uso de fertilizantes nitrogenados.


Ver el vídeo: los mejores arboles de limon aqui los consejos (Septiembre 2021).