Consejo

Lo mejor para alimentar a los pepinos durante la floración y la fructificación.


El aderezo superior de pepinos durante la floración y la fructificación le permite lograr mejores resultados de rendimiento y frutas de alta calidad. Para la fertilización, se utilizan composiciones minerales listas para usar, así como recetas populares.

El valor de diferentes tipos de fertilizantes.

Los fertilizantes aplicados a tiempo permiten que las plantas se desarrollen más rápido, florezcan mejor, formen una mayor cantidad de ovarios y den frutos por más tiempo. Al mismo tiempo, es importante que se introduzcan los tipos correctos de apósitos en las diferentes etapas de crecimiento. Es importante saber cómo alimentar a los pepinos durante la floración y la fructificación.

Las verduras necesitan:

  • fósforo;
  • nitrógeno;
  • calcio;
  • potasio.

En presencia de estas sustancias en cantidades suficientes, los pepinos crecen y se desarrollan.

  1. Abonos nitrogenados. Si los pepinos no dan frutos en el invernadero o se desarrollan mal, esto indica una falta de fertilizantes nitrogenados. Además, una punta estrecha y un tallo grueso indicarán una falta de sustancia en un pepino. Se encuentran grandes cantidades de nitrógeno en el estiércol de pollo, el nitrato de amonio, el gordolobo, el estiércol de caballo y el compost. Los fertilizantes nitrogenados listos para usar también ayudan a que los pepinos den fruto.
  2. Abonos potásicos. El potasio es otro elemento que necesitan los pepinos durante la fructificación. Con su falta, los frutos son de tamaño pequeño y mayor rigidez. Su introducción se realiza al inicio de la temporada, antes del traslado de plantas a un lugar permanente. Los mejores resultados se muestran utilizando sulfato de potasio. Con su uso, las plantas se vuelven más fuertes y más resistentes a condiciones adversas.
  3. Abonos cálcicos. El calcio es especialmente necesario para las plantas antes de la floración y la formación del ovario. Con una escasez de este, las flores florecientes comenzarán a secarse y caerse. La forma más fácil de aumentarlo en el suelo es alimentar a las plantas con cáscaras de huevo.
  4. Abonos fosfatados. El fósforo es responsable del desarrollo del sistema radicular. Su introducción antes de la siembra hace que los pepinos en campo abierto sean más fuertes y resistentes a factores externos.

Para el crecimiento y desarrollo de las plantas, se necesitan cobre, manganeso, hierro, magnesio. Por esta razón, la alimentación de pepinos durante el período de fructificación a menudo se realiza con composiciones complejas.

De las mezclas universales que contienen una gran cantidad de sustancias esenciales, se encuentran:

  • superfosfato;
  • nitrato de amonio;
  • nitrofosfato;
  • nitrato de potasio.

Periodos de fertilización

Para que los pepinos sean fuertes, resistentes a enfermedades, temperaturas extremas y den mejores frutos, deben ser alimentados con regularidad. Esto es especialmente cierto para las plantas en invernaderos.

Necesita fertilizar las plantas en ciertas etapas de crecimiento. En total se realizan 3 o 4 apósitos por temporada.

  1. Germinación de plántulas. El aderezo durante este período es necesario para el crecimiento de plantas fuertes y el desarrollo del sistema de raíces. En el estado de plántula, el aderezo se aplica después de la recolección o 1-2 semanas antes de plantar en el suelo. Entonces las plantas toleran mejor la transición a un nuevo lugar.
  2. Florecer. La segunda alimentación se realiza durante el período de floración. Gracias a los nutrientes, la planta florece mejor, forma una mayor cantidad de pedúnculos. En caso de condiciones climáticas desfavorables, la fertilización ayuda a que los pepinos florezcan.
  3. Formación de ovario y período de fructificación. La tercera alimentación es necesaria durante el período de fructificación de los pepinos. Puede producirse durante el cuajado. Con fertilizantes, los arbustos forman más ovarios y comienzan a dar frutos por más tiempo.
  4. Periodo de crecimiento del fruto. La última alimentación se realiza al inicio de la fructificación. Permite la formación de frutos más grandes y con mejores características gustativas.

Con la tecnología agrícola adecuada, no todas las etapas de la alimentación de los pepinos son obligatorias. Se debe prestar especial atención al período de floración y fructificación.

Cómo alimentar pepinos durante la floración.

La respuesta a la pregunta de por qué los pepinos no florecen en un invernadero es la falta de fertilizantes nitrogenados. Por esta razón, en los invernaderos, tan pronto como florecen los primeros arbustos, las plantas se alimentan con nitrógeno. Para plantas al aire libre, una mezcla de minerales es perfecta.

La receta más simple consiste en una mezcla de nitrato de amonio, sal de potasio y superfosfato. Los componentes toman 30, 10 y 40 gramos, respectivamente. La mezcla seca se mezcla bien y se disuelve en un balde de agua. La solución nutritiva se aplica en ranuras hechas a una distancia de 20 centímetros, paralelas a los arbustos.

Al comienzo y al final de la floración, rociar los arbustos con ácido bórico se considera efectivo. Utilice ¼ de cucharadita de ácido por balde de 10 litros. El procesamiento se lleva a cabo durante el día en un clima tranquilo y nublado. En un día soleado, es mejor posponer el procedimiento hasta la noche o temprano en la mañana.

Cómo alimentar pepinos durante la fructificación.

La fertilización de pepinos durante la fructificación está asociada con la ingesta activa de nutrientes del suelo. Su falta conduce a bajos rendimientos y bajas características de sabor de los pepinos. De particular importancia durante este período es el suministro de potasio, nitrógeno y magnesio a las plantas.

Para obtener los mejores resultados, los fertilizantes se aplican en dos etapas:

  • al principio, para mejorar el sabor;
  • al final, para prolongar la fructificación.

Cuando aparecen los primeros frutos, los expertos recomiendan introducir potasio o nitrofosfato en el suelo. Para preparar el fertilizante potásico, se diluyen 30 gramos de azufre en un balde de 10 litros. Cuando se usa nitrofoska, 1 cucharada va a un balde.

Para los pepinos en el suelo, el tratamiento con urea es mejor. Por 10 litros de agua, se diluyen 50 gramos de urea. El procesamiento se realiza por la mañana. Es mejor regar con una solución de suelo ya humedecido.

Durante el período de fructificación, se obtiene un buen resultado al alimentar con ceniza. Use 1 taza de ceniza molida por cubo de agua. La composición es buena tanto para plantas de invernadero como para exteriores. Todos los fertilizantes se aplican a intervalos. Por lo tanto, los jardineros sin experiencia tienen una pregunta, después de cuántos días se permite la siguiente alimentación. En la mayoría de las situaciones, se mantienen entre 7 y 14 días entre la aplicación de diferentes tipos de fertilizantes. Las formulaciones complejas se utilizan de acuerdo con el esquema indicado en el paquete.

Cómo prolongar la fructificación de pepinos en invernadero.

Los jardineros experimentados saben cómo aumentar el período de fructificación de los pepinos. Resulta que realmente no necesitas hacer nada para esto, basta con aplicar ciertos tipos de fertilizantes en los períodos de tiempo correctos. Las hortalizas de invernadero son las más adecuadas para una segunda cosecha.

Para una buena cosecha y refloración, los pepinos deben alimentarse con varios tipos de fertilizantes.

  1. Solución de cenizas. Para prepararlo, use 1 vaso de ceniza en un balde de agua.
  2. Urea. La solución se prepara a razón de 12 g de urea por 12 litros de agua.
  3. Soda. Para preparar una solución de refresco, necesitará 1 balde de agua y 30 gramos de refresco.
  4. Infusión de heno podrido. Para preparar el heno, se debe sobrecalentar durante al menos 2 dos días.

Además de la aplicación oportuna de fertilizantes, el clima cálido y la iluminación suficiente pueden acelerar la formación de ovario.

Señales de escasez de fertilizantes

Para que las verduras crezcan activamente y fructifiquen a largo plazo, necesitan una fertilización oportuna. La falta de nutrición conduce a una desaceleración en el crecimiento de las frutas, una disminución en la cantidad de ovarios y un cambio en el color de la placa de la hoja.

El hecho de que no haya suficiente fertilizante en camas abiertas o en un invernadero está indicado por una serie de factores:

  • estrechamiento de las puntas de la fruta con tallos gruesos;
  • reducción del tamaño de las placas de chapa;
  • la presencia de una flor blanquecina en la fruta;
  • coloración amarillenta de las hojas;
  • color morado en las hojas.

Uno o más de estos factores indican que la planta requiere un fertilizante que contenga nitrógeno, potasio o fósforo.

La aplicación oportuna de fertilizantes le permite mejorar la calidad del ovario, acelerar la maduración y obtener mejores indicadores de rendimiento que cuando se cultiva sin fertilizar. Como señala un jardinero experimentado: "Alimenté pepinos de invernadero con excrementos de pollo, cáscaras y cenizas y pude lograr una doble cosecha". Con la elección correcta de fertilizantes, ese resultado es posible para todos.


Ver el vídeo: INCREÍBLE! 1 TAZA y tendrás MUCHAS FLORES. FLORACIÓN con Fertilizante Casero y Abono para Flores (Septiembre 2021).