Consejo

Causas y síntomas de la mastitis purulenta en vacas, medicamentos para el tratamiento.


La mastitis purulenta es uno de los problemas más difíciles que puede enfrentar un criador. Las vacas adultas la padecen a menudo, la enfermedad conduce a una disminución en la producción de leche, una disminución en su calidad y complicaciones. Considere las causas y síntomas de la mastitis purulenta en vacas, métodos de diagnóstico, medicamentos para el tratamiento, métodos de prevención. Y también las consecuencias de la enfermedad.

Causas del problema

Una forma purulenta de mastitis se produce como consecuencia de una mastitis subclínica, catarral y serosa. El pus aparece después de la penetración de bacterias en la ubre cuando se lesionan los pezones, en violación de la tecnología de ordeño, cuando la leche permanece en la ubre. La infección puede entrar en cualquier momento si el establo donde vive la vaca está sucio. El animal yace sobre una cama sucia y húmeda que permite que las bacterias entren fácilmente en la ubre. El frío y las corrientes de aire también contribuyen a la inflamación.

La infección puede ingresar a los canales de la ubre no solo desde el exterior, sino también desde el cuerpo, desde órganos internos enfermos.

Síntomas y signos de la enfermedad.

Con la mastitis catarral, se produce inflamación de los alvéolos y los conductos de la ubre. La enfermedad está indicada por: engrosamiento del pezón, formación de nódulos densos en el grosor de la ubre, aumento de la temperatura corporal de la vaca. La inflamación dentro de la ubre también está indicada por un cambio en el tipo y estructura de la leche, se vuelve acuosa, aparecen escamas y coágulos en ella. Puede haber un bloqueo de los pasajes del pezón con formaciones cuajadas.

Opinión experta

Zarechny Maxim Valerievich

Agrónomo con 12 años de experiencia. Nuestro mejor experto en cabañas de verano.

La mastitis purulenta puede desarrollarse como una complicación después de un tratamiento inadecuado de otras formas de mastitis. En las vacas, la enfermedad se desarrolla de forma aguda y crónica.

En los casos agudos, por lo general, se afecta una cuarta parte. Los síntomas de la mastitis aguda y crónica son diferentes. En la forma aguda, se produce una fuerte disminución en la producción de leche, la leche se vuelve amarga o salada por el contenido purulento, a veces con una mezcla de sangre. La parte afectada de la ubre se hincha, su tamaño aumenta y cuando se toca, el animal siente dolor.

Con la mastitis purulenta crónica, los síntomas se vuelven menos pronunciados, el dolor al tocar no se siente, la temperatura se normaliza. La leche se vuelve amarillenta y viscosa. El proceso inflamatorio conduce al hecho de que los alvéolos en la ubre son reemplazados por tejido conectivo y la ubre pierde gradualmente su funcionalidad correcta.

Diagnóstico de la enfermedad

Para diagnosticar la mastitis purulenta, es necesario examinar la leche de una vaca enferma. En él se encuentran pus y microorganismos patógenos. Están dispuestos en cadenas, a lo largo de su longitud es posible establecer la forma de la enfermedad: en agudos son cortos, en crónicos - largos.

El cambio de color de la leche también es característico de la mastitis purulenta; en un animal enfermo, se vuelve amarillento por una mezcla de pus. No se puede beber, ni fresco ni procesado.

Cómo tratar la mastitis purulenta en vacas.

El tratamiento comienza al primer signo de inflamación. Recetar medicamentos antibacterianos, antiinflamatorios, que eliminen el edema y reduzcan el dolor (Mastinol, Nitoks, Mastisan). Los desinfectantes se inyectan con una jeringa directamente en la ubre. Las soluciones deben estar ahí por un máximo de 4 horas, luego se debe ordeñar el líquido. La dosis de fondos, la duración del tratamiento la determina el veterinario.

Se abren los abscesos superficiales, se extrae el pus y se desinfecta con yodo o ictiol. La eliminación de abscesos con mastitis ayuda a limpiar el tejido de la ubre, mejorar la circulación sanguínea en el órgano y restaurar sus funciones.

Durante el tratamiento, el animal se coloca en un establo separado, sobre una cama limpia y seca. La leche se ordeña cada 6 horas, esto evita el estancamiento y la compactación. Después de eso, la leche se desecha, en ningún caso debe mezclarse con leche ordeñada de vacas sanas. Después del ordeño, la ubre se masajea y se unta con un ungüento antibiótico.

Posibles consecuencias

La mastitis purulenta crónica, mal tratada o no tratada conduce a la aparición de un tumor maligno en lugar de tejido fibroso. Más a menudo, parte del tejido de la ubre pierde su funcionalidad, lo que afecta el flujo de leche. La productividad de las vacas que han tenido un tipo purulento de mastitis se reduce irreversiblemente. Estos individuos se descartan en la producción lechera.

El animal puede incluso morir si no se trata la forma aguda de la enfermedad. En condiciones crónicas, las bacterias de la ubre ingresan constantemente al torrente sanguíneo y se propagan por todo el cuerpo, pueden infectar otros órganos y envenenar el cuerpo con toxinas.

Acciones preventivas

Es importante que el establo esté limpio y seco. La arena debe cambiarse tan pronto como se ensucie, los comederos y bebederos deben estar limpios. Es necesario limpiar al animal en sí, su piel y ubre. Deben evitarse las corrientes de aire y los animales no deben tumbarse sobre suelos fríos.

Para no perderse la aparición de mastitis purulenta en las vacas, es necesario monitorear durante el ordeño para detectar signos de enfermedad. Masajee la ubre antes y después del ordeño, enjuague y limpie con un paño antes de comenzar a trabajar para evitar que las bacterias entren en los pezones. Si se encuentran heridas frescas, rasguños, grietas, abrasiones, debe tratar inmediatamente el daño con medicamentos antibacterianos.

Durante el ordeño, se debe extraer toda la leche de la ubre para que no quede nada. Controle la regularidad del ordeño, no debe omitir el procedimiento, el desbordamiento de la ubre con leche es una causa común del desarrollo de mastitis purulenta en animales de granja.

La mastitis purulenta en las vacas es una enfermedad grave que conduce a una disminución de la productividad del ganado lechero. Cualquier vaca lechera puede enfermarse. En ausencia de tratamiento o terapia incorrecta e insuficiente, a menudo surgen complicaciones, la enfermedad puede terminar en la muerte del animal. El cumplimiento de las reglas estándar de cuidado, limpieza y ordeño de los animales ayudará a prevenir la mastitis.


Ver el vídeo: Conozca todo sobre la mastitis, sus causas y síntomas (Septiembre 2021).