Consejo

Métodos de propagación de semillas y vegetativos de tulipanes, tecnología y tiempo.


Los tulipanes en el jardín o en su cabaña de verano son una decoración natural. Hermosas flores con colores brillantes decorarán cualquier área. La reproducción de los tulipanes de primavera es un proceso interesante y agradable para los amantes de estas flores. Hay una gran cantidad de variedades. Cada uno se distingue por su color original y la forma del cogollo. Las flores pueden ser dobles, en copa o en forma de lirio. Puede plantar flores de la misma variedad o sacar una nueva especial, que diferirá en el tono, el color de los pétalos o la forma del capullo.

Métodos de cría de tulipanes.

Los tulipanes se propagan de dos maneras: por semillas y por un método vegetativo. La cría de niños, bulbos pequeños, se usa con más frecuencia. Los niños reciben de una flor adulta. El método no requiere condiciones especiales y no lleva mucho tiempo. Por lo tanto, los jardineros prefieren vegetativo. La propagación de semillas le permite criar una nueva variedad, pero esto requiere monitorear las condiciones climáticas, eliminando el daño de los insectos. El suelo tiene un fuerte efecto sobre la germinación de las semillas. Por lo tanto, los criadores suelen utilizar este método.

Semillas

Para obtener una nueva variedad con un color interesante e inusual, vale la pena hacer una reproducción de semillas de una flor. El proceso, por supuesto, es largo, pero el resultado superará todas las expectativas. Las primeras flores con tal reproducción aparecerán solo después de 3-5 años. Deberá recoger las flores que necesitará para la reproducción.

Cuando se usa

Se recomienda la propagación de semillas cuando se cría una nueva especie de tulipán. Esto requerirá polinizar un tipo particular de flor con el polen de otra o más. Puede obtener una nueva forma de cogollo o tono de pétalo. Plantar semillas sin polinización no funcionará. No aparecerán las cualidades decorativas de la planta existente.

Tecnología de propagación de semillas

Para reproducir de esta manera, deberá realizar una serie de pasos necesarios. La polinización se realiza de forma artificial. La siembra de semillas debe realizarse junto a los bulbos de las plantas que participaron en el cruce.

Si la elección recayó en plantas con diferentes períodos de floración, se recomienda almacenar el polen recolectado en el refrigerador en una bolsa de papel especial.

Las anteras deben eliminarse cuidadosamente 2 días antes del proceso. Polinizar dos veces con un intervalo de 2-3 días. No se debe permitir la polinización adicional por insectos, por lo que las semillas deben cubrirse con papel o un paño ligero.

Las semillas se quitan cuando la cápsula se vuelve marrón y comienza a agrietarse. Si te demoras un poco, las semillas se desmoronarán al suelo. Almacenar en un lugar fresco y seco (se puede en el frigorífico) a temperaturas de 0 a +5 C.

Las semillas se siembran primero en una caja o maceta. La profundidad de plantación no debe exceder los 20 mm. Aquí se formarán bulbos. El proceso suele tardar hasta 3 años. Después de eso, puedes plantar los bulbos resultantes en el jardín.

Las primeras flores aparecerán en unos 5 años. A menudo, la primera floración es bastante débil y tenue. El resultado deseado será en 8-12 años. Después de eso, ya puedes realizar la reproducción vegetativa.

Vía vegetativa

La reproducción de tulipanes por parte de niños: bulbos de una planta adulta, es utilizada por los jardineros practicantes con más frecuencia. Los bulbos se extraen del suelo después de que hayan florecido por completo. Se lleva a cabo un procesamiento y clasificación especial para que los bulbos puedan invernar y no pierdan su calidad. El almacenamiento es responsable de la calidad de la floración en la siembra posterior. En este momento, se forman los botones florales.

El principio de propagación vegetativa.

Los jardineros utilizan constantemente la propagación vegetativa. Con este método, la floración se logra más rápidamente y se pueden preservar las valiosas características externas de la planta madre. El proceso se desarrolla en dos etapas. La primera etapa se caracteriza por el desarrollo del bulbo como parte de la planta madre. La segunda etapa es el crecimiento y la floración independientes del bulbo. De uno puedes conseguir varios hijos. La bombilla madre muere en este momento.

Una característica distintiva de este método es la capacidad de los bebés para recibir nutrientes de las escamas de la madre durante el proceso de formación.

El desarrollo es desigual. Los niños comienzan una etapa independiente del desarrollo al que fueron capaces de crecer en el bulbo de la madre. En las plántulas jóvenes, se forma un brote en forma de estolón, un signo de una planta joven. Después de la floración, esta habilidad desaparece.

Cada bulbo hijo hereda características diferentes de la planta madre. Depende de los propios cambios del tulipán. Para obtener una flor grande y hermosa, se recomienda utilizar secundarios secundarios del segundo y tercer análisis. Las primeras bombillas analizadas se pueden utilizar en forma redonda. Además, el almacenamiento de niños afecta la calidad de una planta joven.

Cavando los bulbos

El tiempo de excavación para cada variedad es diferente. Debe desenterrarlo después de que las hojas se hayan vuelto amarillas, pero aún no se hayan secado. Este es el principal signo de maduración. Se recomienda dejar los tulipanes con hojas verdes hasta que maduren. Si las hojas están secas y se separan fácilmente del tallo, entonces es demasiado tarde para desenterrarlas.

Los tulipanes se cosechan generalmente desde finales de junio hasta mediados de julio. El tiempo varía según la zona climática de la flor. Para el carril central, esto es a principios de julio. No debe apresurarse a excavar, porque los niños no tendrán tiempo de madurar y acumular nutrientes. Pero incluso una larga espera es perjudicial para la planta: los bulbos se destruyen. Un verano lluvioso puede cambiar el momento de la floración y el secado de las hojas, pero no debe esperar. La exposición prolongada al suelo húmedo puede provocar la pudrición.

Debe cavar con cuidado para no dañar las bombillas. No vale la pena tirar las especies dañadas, son bastante adecuadas para plantar (siempre que el sistema de raíces y el fondo no estén dañados).

Clasificación

Los bulbos, extraídos y procesados, se clasifican según el tamaño. Las probetas que superen los 40 mm de diámetro se consideran de clase extra. La primera clase tiene un diámetro de 35 mm a 40 mm, la segunda - 30-35 y la tercera - 25-30. Los niños laterales se distinguen por categorías: la primera categoría incluye muestras con tamaños de 15-25 mm, la segunda categoría no supera los 15 mm.

Al clasificar los bulbos, el productor puede planificar la siembra de tulipanes para el próximo año:

  • las copias de la forma correcta se pueden plantar por separado, porque en el primer año solo habrá una hoja; florecerán en un año;
  • los especímenes pequeños aplanados tomarán más tiempo (aproximadamente 2 años): plantar en el suelo a una profundidad de 3 veces la altura del bulbo.

La clasificación correcta le permite crear un hermoso jardín de composición con una plantación claramente planificada.

Condiciones de almacenaje

Se recomienda almacenar las bombillas en una habitación con buena ventilación con una temperatura que no exceda los 26 C, humedad - 70-80%. Es mejor hacer cajones perforados especiales en los que haya cómodas condiciones de almacenamiento. Permanecerán en los cajones hasta el otoño, por lo que no se deben bajar al sótano ni meter en el frigorífico. Existe el riesgo de que se descompongan.

La maduración del bulbo en el suelo se produce a una temperatura suficientemente alta. Por lo tanto, durante el período de almacenamiento, requieren condiciones aproximadamente similares en temperatura y humedad. Un almacenamiento adecuado permitirá que se formen capullos de flores fuertes. La principal condición es la oscuridad. No se recomienda la luz debido a alteraciones fisiológicas en las bombillas. Esto puede provocar una disminución de la calidad de las flores.

No se recomienda almacenar las bombillas hasta la primavera, ya que pueden despertarse en un ambiente confortable. Por lo tanto, es mejor plantarlos en el suelo en el otoño, en septiembre u octubre.

¿Cúal es la mejor manera?

El método a elegir para la reproducción depende del propósito del proceso. Si el objetivo es desarrollar una nueva variedad con un nuevo tono y color o un cogollo diferente, entonces es mejor detenerse en el método de la semilla. El proceso será largo, pero se logrará el resultado. Como resultado, puede obtener un hermoso tulipán inusual que puede ocupar un lugar honorable en el jardín entre otros compañeros.

El método vegetativo no requiere condiciones climáticas especiales. Puedes disfrutar de tu flor favorita el próximo año. Se conservan los rasgos maternos, que reciben cambios mínimos.

Consejos de jardinería

Para que la apariencia del jardín sea agradable, debe hacer un pequeño esfuerzo y seguir una serie de reglas:

  • cuando los tulipanes se propagan por el método vegetativo, se requiere cavar, clasificar y almacenar adecuadamente los bulbos;
  • después de excavar, los bulbos deben limpiarse de tierra y raíces, secarse bien y determinarse para su almacenamiento;
  • la clasificación realizada correctamente creará un hermoso jardín;
  • el método de la semilla lleva tiempo, pero el resultado supera todas las expectativas;
  • no deje los bulbos hasta la primavera; las características de calidad pueden disminuir, lo que afectará la floración;
  • debe calcular correctamente la profundidad de siembra; esto garantiza la germinación y la floración a su debido tiempo.

El cuidado y la propagación adecuados de las flores ayudarán a preservar las variedades de tulipanes o agregar nuevas especies lujosas que lo deleitarán durante un largo período de tiempo.


Ver el vídeo: Cultiva ajos en casa sin parar atravesándolos con un palillo y agua - cultivo hidropónico - (Octubre 2021).