Consejo

Por qué razones la clemátide no florece y métodos para resolver el problema.


Los representantes de la familia Buttercup, clematis, son flores populares para el cultivo vertical, decoración de arcos, pérgolas, cercas. Durante la floración, el arbusto trepador está cubierto de exuberantes flores. Para flores grandes y hermosas, la planta se enamoró de los jardineros. Pero a menudo sucede que el arbusto no recoge los brotes ni los arroja. ¿Por qué la clemátide crece mal y no florece? Considere los errores de los jardineros novatos.

Razones para la floración deficiente de la clemátide.

Con fallas menores en el sistema de cuidado, la elección incorrecta de la variedad y el lugar de siembra, la violación de la tecnología agrícola u otros factores adicionales, la clemátide deja de florecer y recoger brotes. Se debe prestar especial atención a la elección del sitio de plantación y las medidas preventivas para el cuidado de las flores, la selección de la variedad adecuada..

Ajuste y cuidado inadecuados

Clematis es una planta de liana, para crecer necesita un soporte en forma de pared, cerca, arco. El mejor lugar para plantar una planta es en una zona soleada, protegida de fuertes vientos y corrientes de aire.

Reglas para plantar vides en flor:

  1. Suelo nutritivo suelto con ph neutro, el estancamiento de la humedad en las raíces es inaceptable.
  2. Al plantar, cavan un hoyo profundo con un diámetro de 70 centímetros.
  3. El drenaje se coloca en el fondo del pozo de plantación.
  4. La distancia entre plantas es de 1 metro.
  5. Al plantar, se aplica una mezcla de fertilizantes minerales-orgánicos en cada hoyo.

¡Importante! Al plantar, el collar de la raíz de la clemátide debe colocarse 15 centímetros por debajo del nivel del suelo, la planta debe derramarse regularmente.

Clematis no florece en suelos ácidos. Si el suelo del sitio es ácido, es necesario realizar un encalado con harina de dolomita o concha de roca. No se recomienda plantar enredaderas en flor en áreas pantanosas y en áreas abiertas. Por la tarde y por la mañana, la planta necesita sombra. El riego se realiza en la raíz, sin que caigan gotas de líquido sobre las hojas y los tallos.

Falta de nutrientes y envejecimiento del arbusto.

Clematis puede crecer en un área durante más de veinte años. Aproximadamente al décimo año de vida, la planta comienza a envejecer, como resultado de este proceso, el diámetro de las flores y su número disminuye. Este proceso es inevitable, como medida preventiva se recomienda podar y aplicar fertilizantes. Si estas medidas no son suficientes, es mejor trasplantar clemátides.

Un período de floración más corto a menudo se asocia con una falta de nutrientes para las plantas. La liana floreciente necesita alimentación adicional a partir del segundo año de cultivo, de lo contrario, las plantas crecen mal y no crecen brotes.

Consejos de fertilización:

  • en la primavera, se introduce fertilizante nitrogenado;
  • durante el período de un conjunto de brotes, se necesita fósforo;
  • después de la floración, los arbustos se alimentan con complejos orgánicos;
  • antes del invierno, la clemátide espolvorea y cubre con humus.

Para que la planta tenga suficientes nutrientes, es necesario aflojar regularmente el suelo y eliminar las malas hierbas, de lo contrario, las malas hierbas absorberán la mayor parte del fertilizante aplicado.

Enfermedades y plagas

Los principales enemigos de la clemátide son los nematodos, pulgones, babosas, cochinillas. Estas plagas pueden pasar a la flor desde otras plantas. Medidas de protección y control de plagas:

  • rociar las enredaderas con insecticidas;
  • recolectar insectos a mano, introducir veneno de roedores;
  • ceniza de madera, polvo de tabaco, polvo de mostaza se utilizan como remedios naturales.

La roya, el fusarium, la podredumbre gris y la alternaria son las principales infecciones a las que es susceptible la clemátide. Como regla general, solo las copas de las vides sufren dolencias por hongos. Formas de combatir y tratar enfermedades infecciosas:

  • tratamiento de arbustos con fungicidas;
  • cumplimiento de las fechas de desembarque;
  • poda preventiva;
  • riego moderado;
  • refugios para el invierno;
  • cubriendo el suelo con una mezcla de ceniza de madera y arena;
  • Pulverización preventiva con una solución acuosa de yodo.

Para no iniciar enfermedades, es necesario inspeccionar regularmente las plantas en busca de signos de enfermedades fúngicas y ataques de plagas. El riego debe hacerse con agua tibia por la mañana o por la noche.

Factores adicionales

Clematis puede negarse a crecer y florecer por las siguientes razones adicionales:

  • saltos bruscos en la temperatura ambiente;
  • inviernos helados con poca nieve sin abrigo;
  • falta de atención regular;
  • sitio de aterrizaje incorrecto;
  • variedad no apta para el cultivo en la región.

Todos estos factores afectan la inmunidad y el bienestar de la clemátide. Sin refugio, una liana en flor puede invernar solo en las cálidas regiones del sur.

¿Qué hacer para que la clemátide crezca y florezca?

Habiendo descubierto la razón del pobre crecimiento y floración de la clemátide, es necesario proceder a su eliminación. Los errores en el cuidado se corrigen, con una mala elección de la ubicación, la planta se trasplanta, en presencia de enfermedades y una inmunidad débil, el arbusto se alimenta.

Alimentación dos veces

En el período de abril a septiembre, la planta debe alimentarse. Hay dos etapas principales de fertilización:

  • antes de la floración (durante el período de brotación);
  • después de la floración.

En la primera etapa, es importante agregar fertilizantes que contengan nitrógeno. Los jardineros experimentados riegan los arbustos de clemátide con una mezcla de una solución infundida pero diluida de gordolobo o excrementos de pájaros con ceniza de madera.

En la segunda etapa, es importante agregar un complejo de fósforo-potasio; en suelos con alta acidez, adicionalmente se realiza el riego con lechada de cal.

Estimulantes

Para ayudar a la clemátide durante el período de floración, se utilizan estimulantes del crecimiento. Los arbustos se vuelven más fuertes, bien frondosos, completamente cubiertos de flores grandes. Por regla general, se utilizan humatos. Epin y Zircon se distinguen por su mayor eficacia.

Regando

La frecuencia promedio de riego de los arbustos de clemátide es 2 veces por semana. Vierta 20-30 litros de agua tibia debajo de una planta. Hay un truco bien conocido: no vierta agua en el centro del arbusto, excave una pequeña ranura al lado del tallo, hacia donde se dirige el flujo de líquido.

Durante el período de calor y sequía, aumenta la cantidad de riego. No riegue las plantas al mediodía, durante el período de mayor actividad de los rayos del sol.

Después del riego, se realiza el aflojamiento y el acolchado con turba o humus.

Poda

La poda de arbustos es una actividad necesaria para el cuidado de las plantas. El método de poda depende del tipo de clemátide. Hay 3 variedades varietales de enredaderas con flores:

  • clemátide que florece en los brotes del año pasado;
  • clemátide que florece en nuevos brotes formados en los tallos del año pasado;
  • clemátide que florece en nuevos brotes.

Es imposible cortar brotes con flores. Antes de iniciar el procedimiento, la planta debe retirarse del soporte. En primer lugar, se cortan todas las ramas viejas y secas. La poda adicional se lleva a cabo de acuerdo con las recomendaciones de la variedad y el grupo de plantas. Los arbustos limpios se inclinan hacia el suelo, se cubren con ramas de abeto o con material de cobertura para el invierno.

Transferir

A menudo, no se recomienda el trasplante de clemátides. Durante unos 7-10 años, la planta se siente bien en un solo lugar. El arbusto debe trasplantarse de inmediato, en el caso de un sitio de crecimiento elegido incorrectamente.

El trasplante se lleva a cabo solo después de que la planta se haya retirado del soporte; La poda debe realizarse si el movimiento del arbusto se organiza en el otoño. El mejor momento para trasplantar es a principios de la primavera.

Acciones preventivas

Para que las vides en flor deleiten a los jardineros con una floración abundante y exuberante, un follaje saludable y vibrante, se recomienda llevar a cabo las siguientes medidas preventivas destinadas a mantener la vida de la planta:

  • aplicación de fertilizantes orgánicos y minerales;
  • aporque de las plantaciones con mantillo de arbustos con humus;
  • regando con agua tibia por la noche;
  • tratamiento de plantas con fungicidas antes de la floración;
  • refugio de arbustos para el invierno;
  • inspección regular de las plantaciones en busca de signos de enfermedades fúngicas y ataques de plagas de insectos.

Es importante recordar que una liana en flor es una planta termófila y necesita un refugio adicional para el invierno. La flor no tolera la humedad excesiva y el estancamiento de la humedad en las raíces. La poda de las vides debe realizarse para estimular la floración, así como para traer la forma decorativa del arbusto. No se recomiendan los trasplantes frecuentes. Se requiere la presencia de apoyo cuando se cultiva clemátide.

Sujeto a la tecnología agrícola y al cuidado adecuado, la clemátide deleitará a los jardineros con una floración exuberante durante décadas.


Ver el vídeo: SECRETO PARA QUE FLOREZCAN TUS PLANTAS COMO LOCAS (Julio 2021).