Consejo

¿Es posible cultivar un manzano a partir de una semilla y cómo cuidar adecuadamente las plántulas en casa?


Para la propagación de árboles frutales, los jardineros utilizan varios métodos. Se considera el método más conveniente y común de plantar a partir de semillas. Si desea cultivar un manzano a partir de una semilla, es importante descubrir cómo preparar adecuadamente la semilla y el suelo. Además, factores como el cuidado adicional, el clima y las condiciones ambientales son importantes para el desarrollo de los árboles.

Ventajas y desventajas del método.

El método de propagación de árboles frutales tiene una serie de ventajas y desventajas comparativas.

Los aspectos positivos incluyen lo siguiente:

  1. El manzano, que se cultiva a partir de semillas, resulta alto, duradero, resistente a las heladas y fuerte.
  2. Una plántula a partir de semillas se puede comenzar en casa y solo luego transferirse a suelo abierto.
  3. Para completar el aterrizaje, no se requieren conocimientos especiales, solo siga las instrucciones paso a paso.

La principal desventaja de cultivar árboles nuevos a partir de semillas es el hecho de que, después de plantar, las plántulas tardarán varios años en crecer y comenzar a dar frutos. Además, las desventajas incluyen la necesidad de varios trasplantes al comienzo del desarrollo de la plántula.

Reglas de preparación de semillas

El procedimiento para cultivar un árbol frutal requiere una preparación preliminar de la semilla de manzana. El procesamiento de semillas es necesario para plantar tanto en casa como al aire libre.

La preparación de semillas implica la implementación secuencial de acciones simples que incluso un jardinero novato puede hacer en casa.

Lavado

El primer paso en la preparación de semillas para el cultivo de plántulas es el lavado. Para hacer esto, ponga las semillas en un recipiente con agua calentada a temperatura ambiente y mezcle suavemente durante 5 minutos. Luego queda drenar el agua y esparcir las semillas sobre una gasa. El proceso de lavado de semillas es necesario para eliminar la capa superior que puede inhibir el crecimiento.

Sumergir

Las semillas lavadas deben remojarse durante varios días en agua filtrada para que se hinchen. La temperatura del líquido debe ser de 20 a 25 grados. Para aumentar la capacidad de germinación de las semillas y prevenir la aparición de enfermedades infecciosas, se pueden agregar al agua estimulantes del crecimiento. En las tiendas especializadas en jardinería se presentan una amplia variedad de estos fármacos, que se pueden seleccionar teniendo en cuenta la variedad cultivada.

Estratificación

El proceso de estratificación presupone la creación especial de condiciones desfavorables para el endurecimiento de la semilla.

Como resultado de la estratificación, las semillas se preparan para sus condiciones naturales de germinación. Hay varios tipos de estratificación.

El primer método es artificial, para lo cual es necesario:

  • mezcle las semillas de manzana con turba y arena, observando una proporción de 1: 3;
  • diluir la mezcla resultante con agua hasta que el líquido comience a fluir hacia la superficie;
  • mantenga la semilla durante una semana a temperatura ambiente para la hinchazón;
  • colocar el sustrato en el frigorífico durante 2 meses.

La imitación artificial de las condiciones invernales aumenta la inmunidad de las semillas, lo que tiene un efecto beneficioso sobre una mayor maduración y rendimiento. También existe una forma natural de estratificación, para la cual es necesario extraer las semillas de los frutos a finales de verano o en septiembre, enjuagarlas bien y plantarlas en el suelo.

Algún tiempo después del inicio de la primera helada, comienza la adaptación de la semilla y en la primavera brotan los brotes, listos para las condiciones climáticas cambiantes.

Fechas de aterrizaje

Si las semillas se plantan en casa, la siembra en macetas se puede hacer anualmente, pero el trasplante a un lugar permanente en campo abierto debe realizarse a fines de la primavera. A medida que se desarrollan las plántulas de manzana, es necesario trasplantarlas a contenedores más espaciosos.

En el caso de colocar semillas en estratificación natural, el momento óptimo para plantar semillas es el comienzo del otoño. También puedes plantar manzanos al final del verano. En este caso, las semillas, después de lavarlas y remojarlas, se trasplantan inmediatamente al suelo. Durante el otoño y el invierno, el material de siembra se hincha, sufre una estratificación natural y, con el inicio de la primavera, brota. La regla principal que es importante observar al plantar es que las semillas deben colocarse en suelo abierto 3-4 semanas antes del inicio esperado de las heladas.

Preparar un suelo óptimo y plantar semillas.

Antes de plantar semillas en el suelo, debes prepararlo. La tierra debe estar saturada de nutrientes. Cuando se cultiva en casa, debe llenar los contenedores con tierra fértil, turba, humus, ceniza de madera y superfosfato. Se requiere una composición similar para la plantación al aire libre.

Es necesario plantar semillas en surcos poco profundos con una profundidad de no más de 5 cm. La distancia entre las plántulas debe ser de 10-15 cm para el desarrollo libre de las raíces. Si se planea cultivar las plantas en un solo lugar durante varios años sin trasplantar, entonces la distancia debe duplicarse.

Cuidado de las plántulas

Para garantizar el crecimiento intensivo de las plántulas, es necesario cuidarlas adecuadamente. Después de que las semillas germinadas se transfieren a campo abierto, se requiere crear condiciones favorables para el desarrollo de raíces, el crecimiento de vegetación verde y la maduración de las manzanas. Si desea germinar semillas en casa, también debe cumplir con las reglas de cuidado estándar.

Frecuencia y cantidad de riego

La regla básica de cuidado es el riego regular. El suelo debe mantenerse húmedo durante todas las etapas del desarrollo del árbol. Al principio, después de trasplantar las plántulas a un suelo abierto, el riego debe realizarse dos veces al día con una pequeña cantidad de líquido. Además, durante el primer año de vida, hasta que el sistema de raíces crezca a un tamaño grande, el riego se puede realizar una vez a la semana.

Se recomienda regar las plántulas temprano en la mañana o por la noche cuando el sol comienza a ponerse. En climas cálidos, no debe regar los árboles, ya que la mayor parte de la humedad se evaporará inmediatamente y, si el agua cae sobre las hojas, pueden quemarse.

El mejor vestido

En el verano, para el desarrollo activo de los árboles y un aumento en la calidad del cultivo, se requiere aplicar un aderezo al suelo. Los fertilizantes orgánicos comunes, como el estiércol de pollo y el estiércol, no deben usarse en el primer año de crecimiento de las plántulas, ya que pueden afectar negativamente a las plántulas. Un tipo de nutrición vegetal más adecuado son los suplementos húmicos o la infusión de humus.

Antes del inicio de las heladas otoñales, las plántulas cultivadas se fertilizan con soluciones de potasio y fósforo, que actúan como estimulantes del crecimiento. Mientras se suelta la tierra, se vierten sobre la superficie superfosfato y cloruro de potasio. Al usar fertilizantes minerales, es imperativo completar el proceso de fertilización mediante riego.

Poda de brotes

Cuando las plántulas crecen en altura y forman una gran cantidad de ramas densas, la vegetación puede interferir con otras plantaciones y dificultar el mantenimiento. En este caso, se requiere una muestra de brotes. Los principales objetivos de la poda son dar a las plántulas un volumen óptimo, restaurar el crecimiento activo y eliminar las ramas viejas.

Primero, debe cortar las ramas secas y rotas, y luego reducir la altura de la corona. Para no perder ramas que crecen bien y no reducir el rendimiento, la corona debe cortarse de modo que se eliminen menos de un tercio de todas las ramas.

¿Es necesario injertar un manzano cultivado a partir de un hueso?

Para cultivar un manzano que produzca una gran cosecha de manera constante, los jardineros experimentados primero obtienen un brote de una semilla y luego lo injertan en un árbol adulto.

Este enfoque de la propagación de árboles se debe al hecho de que la probabilidad de obtener una variedad particular a partir de semillas es baja y el injerto de brotes da un resultado positivo en la mayoría de los casos.

El injerto de brotes le permite cultivar un manzano que tendrá un tronco fuerte y resistencia a las influencias externas negativas. Para simplificar el proceso de cuidado y una mayor cosecha, se debe usar una variedad de bajo crecimiento para el patrón.

Plagas y enfermedades del manzano y medidas para combatirlas.

El cuidado inadecuado, las malas condiciones climáticas y la tierra pobre a menudo conducen al desarrollo de enfermedades y a la aparición de insectos dañinos en los árboles. Las enfermedades más comunes son el mildiú polvoroso, la sarna y la pudrición de la fruta.

Cada infección tiene rasgos característicos individuales que pueden detectarse mediante un examen visual. Con el desarrollo del mildiú polvoriento, aparece una floración gris en la superficie de la corteza y la vegetación, que se oscurece con el tiempo. Las hojas de los árboles comienzan a ponerse amarillas y se secan, la inmunidad del manzano cae y deja de dar frutos. La costra es una infección por hongos que afecta a las hojas y las inflorescencias. Debido al efecto de la enfermedad, el vertido de las frutas se detiene y su superficie se cubre con grietas y manchas. La pudrición de la fruta tiene características similares, en las que el cultivo se daña y se desmorona al suelo.

Entre las plagas que atacan a los manzanos, cabe destacar el pulgón verde, la lombriz, el chupador y la polilla. Los insectos afectan el follaje y los frutos de los árboles, lo que reduce la cantidad de cosecha y, en casos descuidados, las plántulas mueren. Para prevenir enfermedades y combatir sus consecuencias, los árboles deben tratarse con preparaciones fungicidas. Para matar plagas, se necesitan insecticidas y soluciones disuasorias.

La ventaja de utilizar productos químicos es que ayudan a que los árboles crezcan sin dañar a los humanos.

Que dificultades puedes enfrentar

Incluso los jardineros experimentados pueden enfrentar una serie de problemas cuando intentan cultivar un nuevo manzano a partir de semillas.

La lista de dificultades comunes incluye lo siguiente:

  1. La necesidad de trasplantes. Durante las etapas iniciales del desarrollo de las plántulas, las plantas deben trasplantarse varias veces. Al transferir plántulas frágiles a un nuevo lugar, existe el riesgo de dañar el sistema de raíces o los tallos.
  2. La probabilidad de daños por enfermedades y plagas. La violación de las prácticas agrícolas y un clima desfavorable provocan la pudrición y daños al follaje y los frutos.
  3. Daño a semillas. Al preparar material de semilla, se deben observar una serie de matices, por lo tanto, si se viola la tecnología, no será posible obtener plántulas.

Al adherirse a las reglas estándar de cuidado y precisión, será posible cultivar árboles saludables que traerán regularmente la cosecha de manzanas.


Ver el vídeo: CULTIVA Plátanos en CASA. Como plantar una PLATANERA en Maceta. Sembrar Bananera Cuidados (Julio 2021).