Consejos

Ficus enanos Pumila White Sani: características del cultivo interior


Ficus enano, o Ficus Pumila White Sani (del latín Ficus pumila), pertenece a la familia Mulberry y, en condiciones naturales, es bastante común en la franja forestal de China, así como en Taiwán, Vietnam y Japón.

Información general

El ficus enano es una planta herbácea perenne trepadora, o cubierta de tierra, muy ramificada con tallos lignificados delgados. En floricultura de interior, las variedades abigarradas más populares:

  • "Sunny" enano con un borde blanco cremoso irregular e intermitente en el borde de las hojas;
  • "White Sunny" enano con una línea blanquecina más uniforme y continua a lo largo del borde de las hojas;
  • "Dorte" enano con manchas blancas sobre un fondo verde de hojas.

Descripción de la planta

El follaje de las plantas de ficus enanos jóvenes tiene tamaños pequeños y pecíolos cortos. La longitud promedio de la hoja no excede los 3 centímetros. Están ubicados alternativamente. Las placas de las hojas son simples, ovales, de una sola pieza y tienen una base cardíaca débil. Una característica de la superficie de la lámina es el cuero y la densidad. Se puede observar una ligera arruga burbujeante en la parte superior. Con la edad, el tamaño de las hojas aumenta.

En los brotes, se forman inflorescencias en forma de baya, o siconia, que tienen un color naranja y en forma de pera. En casa, los brotes de ficus de la edad no se forman y no florecen.

Propiedades útiles

Una planta de esta especie limpia perfectamente el aire de la habitación y se encuentra entre los "acondicionadores" naturales. Además, esta planta sin pretensiones, pero muy original, evoca emociones extremadamente positivas entre los jardineros y se anima perfectamente. Muy a menudo, una planta como Pumila White Sani se usa como cobertura del suelo en arreglos florales.

Cómo cuidar ficus

Cuidado de la planta

La enredadera de hoja perenne de Pumila White Sani con brotes largos y rastreros tiene un rasgo característico de la especie, que se manifiesta en la variabilidad relacionada con la edad, lo que sugiere algunas características de cuidado.

Microclima

Es preferible utilizar iluminación brillante, pero difusa. La forma abigarrada se siente muy bien bajo los rayos del sol, y la iluminación insuficiente puede tener un efecto negativo en la condición de la planta, que se reflejará en la trituración de las hojas y el estiramiento de los brotes. Es muy bueno organizar ficus en las ventanas orientales u occidentales.

En verano, la planta debe proporcionar una temperatura en el rango de 18 a 25 grados. En la estación fría, está permitido bajar a 10 grados centígrados con riego reducido y menor humedad del aire. Debe recordarse que La formación de raíces aéreas, con las cuales la planta se adhiere a los soportes, depende de los indicadores de humedad.

Riego y alimentación.

Pumila White Sani se encuentra entre las especies más bien amantes del agua y requiere actividades de riego regulares y bastante abundantes. El suelo en la maceta debe estar constantemente húmedo, pero no se debe permitir la bahía de la planta. Secar en exceso un coma de tierra provoca la muerte de un ficus enano, que se debe a la presencia de un sistema radicular débil y superficial en la planta, que no puede recibir humedad del fondo de la maceta. El exceso de humedad de la planta provoca el proceso de pudrición de las raíces y puede conducir a la muerte del ficus.

En la etapa de vegetación activa, la planta necesita ser fertilizada una o dos veces por semana. Un buen resultado es el uso de fertilizantes líquidos preparados para plantas de interior o follaje decorativo. En invierno, no se recomienda el aderezo.

Trasplante

No es necesario trasplantar un ficus de este tipo después de la adquisición. Se recomienda darle a la planta algo de tiempo para aclimatarse y adaptarse a las nuevas condiciones de crecimiento. Los ficus enanos jóvenes de Pumila White Sani deben ser trasplantados anualmente. Es mejor trasplantar en la primavera trasplantando una planta con un bulto de tierra en una maceta más grande.

El trasplante de plantas ya adultas y viejas se lleva a cabo no más de una vez cada tres años. La maceta para Pumila White Sani no debe ser demasiado profunda, sino lo suficientemente ancha. Es aconsejable utilizar un sustrato de suelo preparado y saturado con todos los nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo de ficus.

Poda

En la primavera, se recomienda realizar una poda sanitaria de ficus enanos Pumila White Sani, que consiste en eliminar todos los tallos viejos y dañados, así como los tallos secos e improductivos. Si es necesario, para hacer la planta más compacta, se permite acortar los brotes a la longitud requerida.

También le ofrecemos leer un artículo sobre Sacred Ficus.

Enfermedades de las plantas

Los ficus enanos son poco susceptibles al daño por las plagas de insectos, pero en un microclima seco y caliente en la planta pueden comenzar los ácaros araña, que deben eliminarse con una ducha tibia. El procedimiento debe repetirse hasta que las garrapatas estén completamente destruidas.

Con mayor frecuencia, puede observar enfermedades causadas por el cuidado inadecuado de la planta:

  • la caída del follaje es a menudo el resultado del anegamiento del suelo, baja temperatura, iluminación insuficiente o corrientes de aire;
  • el amarillamiento y la caída de las hojas pueden observarse con una nutrición insuficiente de la planta o una actividad radicular débil causada por la presencia de un suelo demasiado denso o acidificado, así como con la pudrición de las raíces como resultado del anegamiento;
  • Las arrugas y el secado de las hojas pueden ser el resultado de quemaduras solares, aire demasiado seco o el secado de la tierra en una maceta.

Ficus: selección de variedades

Debe tenerse en cuenta que los ficus enanos, incluida la variedad Pumila White Sani, reaccionan a condiciones adversas, así como a un cambio brusco en el medio ambiente, en primer lugar por la caída rápida de las hojas. A los primeros signos de deshacerse de la planta de las hojas, debe reconsiderar el régimen de cuidado y ajustar correctamente el microclima en la habitación.